bt-reservas-zoologicosantafe


bt-tienda-zoologicosantafe


bt-english-zoologicosantafe


bt-contacto-zoologicosantafe


bt-facebook-zoologicosantafe


bt-twitter-zoologicosantafe


bt-youtube-zoologicosantafe

bt-flickr-zoologicosantafe

bt-tripadvisor1-zoologicosantafe

 

bt-instagram-zoologicosantafe

logo-zoologicosantafe

banner-actualidad-zoologicosantafe

La conservación de la fauna silvestre, uno de nuestros pilares

plantilla-zoologico-santafe-conservación 177x116El Parque Zoológico Santa Fe, de la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín, es una institución que tiene entre sus objetivos la educación de sus visitantes en torno a la importancia de la conservación de la fauna silvestre y cómo la comunidad debe incidir positivamente en la preservación de los diversos ecosistemas naturales que albergan las fuentes de agua, plantas y animales.

Apoyado en la situación actual, que muestra cómo diversas especies de animales silvestres presentan poblaciones reducidas en el medio natural, el Zoológico cuenta con diversos programas de conservación, entre los que se destacan los del paujil pico azul, la guacamaya verde limón, el mono aullarlo rojo y las ranas venenosas. Se trata de programas, adelantados con el apoyo de las autoridades ambientales, en los que se incluye la rehabilitación, reproducción y reintroducción en boques del Departamento de Antioquia en los que existen o existieron las mismas especies.

Cada año, decenas de monos aulladores rojos, Alouatta seniculus, son arrancados de su grupo familiar en los bosques de Colombia y vendidos por traficantes a los viajeros que regresan a sus hogares, ubicados generalmente en las poblaciones del interior del país.

La mayoría de estos monos, traumatizados y estresados, encuentran lejos de su familia, un entorno nada amigable, donde no existen los árboles que les sirven de refugio y de alimentación, ni los arroyos donde suelen beber agua fresca, ni los grupos familiares integrados por padres, hermanos, primos y tíos.

Es el mundo de la ciudad, en el que muchos sucumben victimas de enfermedades orgánicas o causadas por el estrés. La gran mayoría de ellos muere antes de que sus compradores decidan entregarlos o que sean decomisados por la autoridad ambiental.

Los que tienen mejor suerte pasan a manos de la Policía Ambiental y de las corporaciones para la conservación de la vida silvestre, como CORANTIOQUIA y el Área Metropolitana de Medellín, instituciones que los remiten al Parque Zoológico Santa Fe para que inicien un largo proceso de rehabilitación que les permita volver a los bosques y constituir de nuevo otras familias.

Las reintroducciones de los monos a los bosques, organizadas por el Zoológico Santa Fe y las autoridades ocurren cada vez que se conforma un grupo cuyos individuos, ya rehabilitados, puedan afrontar con éxito la vida silvestre.

Y es que la rehabilitación de monos aulladores es un proceso de conservación que ya tiene historia en el Zoológico de Medellín, pues la primera experiencia exitosa se desarrolló en 2003 en la Hacienda Montenegro del Municipio de La Pintada, donde actualmente grupos de aulladores se desplazan libremente entre las ramas de los árboles que, además, fueron sembrados previamente por el Zoológico en una zona anteriormente destinada a la ganadería.

Después de la primera experiencia han seguido otras, igual de exitosas, en diversos bosques del departamento de Antioquia, reafirmándose la filosofía de que la conservación es otro de los pilares del Parque Zoológico Santa Fe.

Además de los monos aulladores, otras especies como las de las guacamayas, loras, pericos y tatabras, han encontrado el camino a la libertad de la mano de una institución que desde hace 58 años protege la vida de la fauna silvestre en sus diversas expresiones, el Parque Zoológico Santa Fe de la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín.

logo-waza-zoologicosantafe logo-acopazoa-zoologicosantafe logo-alpza-zoologicosantafe